Podes comprar en hasta 6 cuotas sin interés! Lunes, martes y miércoles 30% de reintegro con Billetera Santa Fe.
Pagos en efectivo o transferencia bancaria tienen 10% de descuento!
La madre que no colapsa

La madre que no colapsa. Que no grita. Que no se frustra… ¿Dónde está? Que no la veo!
No la ves, porque NO EXISTE. Ja.

Por las redes ya es común que sólo se muestre una parte, un momento. Estamos todo el tiempo queriendo derribar a la «madre de revista» y resulta que aparecen éstos lugares que sostienen a «la madre siempre feliz» que no colapsa, que no es humana.
La crianza con respeto, claramente, es otra cosa. Es desarmarse y volverse a armar todos los días. Primero, para vos. Y en consecuencia, para tu/s hij♡s.

Pero no «por ell♡s» eh! Eso es un peso que sus espalditas no pueden ni deberían soportar. Poder vernos y construir lo que queremos ser desde un lugar que ni siquiera conocemos porque a veces no nos lo han podido dar. (Porque no sabían, porque tampoco lo tenían…) .

Es poder dar tiempo de calidad y no de cantidad. Es también poder vernos a nosotras mismas y darnos el amor que necesitamos. Porque la crianza, claramente, es estar al servicio, y para eso también es necesario nutrirnos, darnos todo lo que necesitamos para no deshidratarnos mientras nos vamos re-descubriendo a veces, desde las oscuridades más oscuras.

Ah, si. También grito. También me enojo. También colapso. También me frustro. También lloro mares. También tengo activados los famosos «automáticos » para haber podido sobrevivir muchísimas veces en mi infancia y estar hoy acá, de pie. Intentando dar todo lo mejor de mí.

Porque no soy solamente esa que te estoy contando hoy. Para poder ver mi oscuridad es porque también hay algo que la está iluminando, y es mi luz.

Como te pasa a vos. No estás sola.

Abrazo de mujer madre – a mujer – madre.

Menu
×
×

Cart