Podes comprar en hasta 6 cuotas sin interés! Lunes, martes y miércoles 30% de reintegro con Billetera Santa Fe.
Pagos en efectivo o transferencia bancaria tienen 10% de descuento!
Adaptaciones del horror

Siento hacer este posteo. Lo siento desde adentro, desde el alma porque es urgente que dejemos de naturalizar la violencia en cualquiera de sus formas.

L♡s niñ♡s no se adaptan dejándoles llorar. L♡s niñ♡s se acostumbran a que nadie les va a escuchar, aunque lloren.

Un espacio pensado para las infancias debería saberlo. Debería contar con la empatía suficiente para comprender que ese niñ♡ necesita por lo menos y de base, la posibilidad de que su figura de referencia se quede el tiempo que sea necesario, para que pueda comprender donde está, conocer con quienes se quedará todos los días unas horas, saberse cuidad♡ y querid♡ por el lugar.

Dejar llorar a un niñ♡ no es una forma de adaptación, es una forma de maltrato. Es violencia.

Discúlpame la crueldad, pero necesito que te imagines esta situación: todos los días, tu figura de confianza te lleva a un lugar, alguien te agarra, te entra en el espacio. Vos lloras, gritas, te desesperás. No importa. Cierran la puerta y listo. Esa figura de confianza desaparece (no sabes por cuánto tiempo, no sabes a donde va, no sabes si va a volver porque aún no sabes de tiempos) y te quedas con alguien que ni siquiera sabes quien es (o capaz la viste, si… una o dos veces de pasadita). Y así es todos los días.

Claro… un día vas a dejar de llorar, vas a dejar de preguntarte, vas a dejar de exigir explicaciones… te vas a «adaptar para sobrevivir «.

Esa no es la idea, no? Y esta es una pregunta que nos hago como sociedad: Qué tipo de personas queremos criar? Personas confiadas, que se saben amadas, que saben que merecen respeto? O todo lo contrario?

Por favor, necesito que nos replanteemos esto, porque nos configura. Nos dice quienes somos y qué merecemos desde pequeñ♡s.

No. No esta bien que es♡ niñ♡ se quede allí llorando de angustia, de desesperación. Tampoco está bien que vos te quedes del otro lado sintiendo todo lo que sentis y que te cierren la puerta en la cara y que no te permitan pasar a acompañar a tu hij♡ porque «este lugar es sólo para niñ♡s».

BASTA. Un espacio para las infancias contempla lo que NECESITAN las infancias. Y qué necesitan? Sentirse segur♡s y amad♡s. Lo que necesitamos TOD♡S, no?

El resto, con el tiempo, viene solo. Te lo aseguro. Y no me digan que no se puede, que el espacio es pequeño, que así les malcriamos, que eso no les da autonomía y la mar en coche. Porque justamente, lo que estamos permitiendo hace que ocurra todo lo que queremos que no ocurra después: gente rota, dependiente, desconectada de lo que siente. Personas que sólo les importa lo suyo, competitivas. Personas llenas de odio… BASTA. Visibilizar ésto es URGENTE.

Y no es un posteo que espero que nos guste, que guardemos. Pero si que nos haga ruido, que nos unamos en hacerlo distinto. Que formemos parte del cambio. Esto también tiene que cambiar.

Menu
×
×

Cart